Thursday, September 15, 2005

Nuestra ciudad


Es difícil de describir la historia de Valparaíso como un puerto, ciudad y región. Una ciudad sin un Acto Fundando es algo casi irreal en una colonia española. Su descubridor fue el marinero genovés, Juan Bautista Pastene, buscando una bahía en que parar a abastecer la expedición española durante la conquista. Sus primeras asambleas comunitarias suceden hace más de 450 años, y por muchos años fue considerado un lugar de detención inevitable para el tráfico marítimo del Atlántico al Pacífico y viceversa, trayéndole renombre casi mitológico. Es importante señalar que casi todos los acontecimientos culturales, sociales y tecnológicos en Chile tienen su origen en el puerto de Valparaíso.
La ciudad de Valparaíso se extiende en más de 42 cerros, con una área de administración muy pequeña y estrecha cerca del mar, que sus habitantes llaman “el plan."
Sin la duda, uno de las principales características de Valparaíso son sus cerros poblados. Casas hundidas entre las quebradas profundas o situadas en los frentes de los cerros, subiendo tan alto hacia el cielo. Su arquitectura habla de sus sucesivas fases de colonización: sus primeros vecindarios desaliñados pueden fecharse tan lejos como la conquista española en el cerro Santo Domingo, la influencia alemana en los cerros Concepción y Alegre. La influencia inglesa puede descubrirse en Playa Ancha y Rocuant, mezcladas con características italianas y árabes..
La primera actividad de Valparaíso siempre ha sido esa típica de un puerto, igualmente naval y mercantil. Es una ciudad con una industria pequeña, a la que 200000 personas de otras comunidades en la región vienen a trabajar diariamente, centradas alrededor de su puerto y otras actividades relacionadas.
El clima en Valparaíso no es muy diferente del resto de la región, donde la lluvia es frecuente en un año normal, sucediendo con cierta regularidad, abundantes días nublados y ligeramente templados, y días lluviosos en invierno. Debido a su forma peculiar como una bahía está sujeta a los vientos fuertes del sur. Estos vientos que a veces alcanzan velocidades de muchos nudos han dado otro nombre a este puerto, ese de "la ciudad de viento."